El importante papel de las azafatas/os en los eventos

¿Quieres un evento bien organizado? ¿Quieres que tu evento minimice al máximo las incidencias? Pues, no hay mucho secreto, déjate asesorar por el profesional de protocolo y eventos que has contratado para organizar tu evento (presuponemos que todo el mundo contrata a profesionales de protocolo para sus eventos) y, ya verás… te va a recomendar la contratación de proveedores profesionales, entre ellos, agencias de azafatas profesionales.

 

Aun así, tal vez debido a la crisis, tal vez debido al desconocimiento de la complejidad que la organización de un evento conlleva, a lo largo de estos años en esta profesión (más de una década) se escucha (tanto quien escribe como colegas de profesión) a muchos clientes decir: “eso ya se lo encargo yo a…” (curiosamente, pocas veces son profesionales de la tarea que se les va a encomendar). Y esta frase suele “sonar” con más frecuencia cuando llega el momento de hablar de la necesidad de azafatas, azafatos, auxiliares de protocolo: “Total, se les dice que tienen que hacer unos días antes y listo, total… ”. Pues bien, no es así de “total”, ya que han de recibir un mínimo de formación, que solo las agencias serias dan a su personal antes de “lanzarles” a eventos.

Situaciones con las que nos hemos encontrado y que colegas de profesión se han encontrado al trabajar sin agencias de azafatas:

  • Azafatas/os “socializando” con los asistentes durante el evento (incluidas autoridades). (En socializar ampliamos: azafatas con una copa en la mano hablando con autoridades).
  • Dar una instrucción y recibir una protesta e incluso una mala contestación.
  • Desobedecer las instrucciones indicadas.
  • De repente, están cansados/as y es cruel que tengan que seguir trabajando con el dolor de pies/ agobio de corbata y... desaparecen.
  • Caras largas.
  • ¿Sonreír? No, “tengo una cara más interesante y estoy más guapa/o con morritos”.
  • Tuteo a los asistentes (incluidas autoridades).
  • ¿Entender qué está ocurriendo en cada momento del evento y estar atento/a a las necesidades? Pura utopía.
  • Zapatos imposibles: tacón de aguja para lucir (por supuesto no para trabajar).
  • Estoy nervioso/a” (tanto que sufren ataques de pánico o ansiedad y ya no pueden trabajar, incluso alguna vez hubo que avisar a los servicios médicos).

Resultado: Asqueo del director/a del evento que tiene que hacer malabarismos para suplir la falta de personal y su mal hacer.

 

¿Esto lo percibe el público? Creemos que sí.

___________________________________________

Autora: Margarita Murillo

            Galicia Protocolo

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Gema Insunza (viernes, 03 enero 2014 11:23)

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Y por desgracia cada vez se ven más a menudo este tipo de situaciones. Y cuando el personal de apoyo es voluntario entonces, el tema todavía es peor.

Pión Medioambiente está trabajando con Galicia Protocolo en la implantación de su sistema de gestión de la calidad.


Ver el perfil de Margarita Murillo en LinkedIn

GALICIA PROTOCOLO

Protocolo y organización de eventos